Hogares “Nuevo Paraiso”

Nuevo Paraíso es un proyecto de apoyo Institucional a 120 niños, niñas y adolescentes considerados en condiciones de riesgo social; todos están albergados en un espacio campestre, con un clima cálido seco durante el verano y lluvioso en periodo de invierno. El proyecto se ubica en el municipio de Morocelí, Departamento de  El Paraíso, a 55 Km de la capital Tegucigalpa. Forma parte de un conjunto de viviendas del asentamiento humano que en 1989 fue iniciado como proyecto social de apoyo a madres solteras en pobreza extrema, Fundado por Sor María Rosa Leggol O.S.F, en el Marco de la acción social de Sociedad Amigos de los Niños (S.A.N). La organización del poblado llamado Nuevo Paraíso respondió a unas crecientes preocupaciones de SAN ante la incidencia de madres solteras urbanas y residentes rurales resultante del abandono e irresponsabilidad de los padres al embarazar  una mujer. Proveer apoyo social y económico a las madres solteras tuvo desde el inicio un doble impacto positivo para la vida de sus hijos. Con esta acción, SAN hizo una contribución significativa a mejorar los índices de bienestar materno-infantil en el país, reduciendo la mortalidad infantil, asegurando salud y educación a los niños en el nivel pre-básico, básico y secundario y alejando a las mujeres de relaciones maritales inseguras y riesgosas. Sor María Rosa Leggol O.S.F desde el origen de su apostolado favor del bienestar de la niñez más pobre y vulnerable, focalizo su preocupación y pocos recursos hacia los niños, niñas, adolescentes y sus familias en situaciones de riesgo social y múltiples vulnerabilidades (debido a la edad, género, origen étnico, discapacidad, enfermedad crónica, condición laboral, y orfandad). Realizo campañas de apoyo a la niñez con una oferta alternativa a la vida en la calle; víctimas de violencia y malos tratos; uso de drogas y alcoholismo paterno, abuso sexual y abandono, trabajo explotador y en menor escala de riesgo, aquellos niños y adolescentes que viven en condiciones de pobreza extrema y sufren de la perdida de activos y oportunidades para el desarrollo de sus potencialidades y enfrentar la vida en condiciones de menor desigualdad. La respuesta de SAN ante este panorama de pobreza fue proveer a los niños en tales condiciones, espacios de convivencia humanizados sobre la base de la satisfacción delas necesidades básicas insatisfechas, reduciendo así la pobreza extrema en la cual fueron encontrados o remitidos por instituciones del estado encargados de responder ante la precariedad de la población infanta-adolescente. Nuevo Paraíso como proyecto de apoyo a niños en riesgo social fue consolidado la ejecución de actividades y contando con la solidaridad de padrinos y donantes individuales, SAN.