¿Quién es Sor María Rosa Leggol O.S.F?

Sor María Rosa Leggol O.S.F es una hondureña que nació el 21 de noviembre de 1926 en Puerto Cortes, Honduras, a temprana edad perdió a sus padres quedando al cuidado de sus padrinos teniendo que trabajar para ayudar a los gastos de la familia; por decisión personal ingreso al hogar de niñas de las hermanas Franciscanas a muy temprana edad, siendo una niña tomo esta decisión que la llevo a la ciudad de Comayagua; fue en este lugar donde empezó a soñar en hogares para niños huérfanos, este sueño lo alimento desde esa corta edad. Se formó con las hermanas y se hizo miembro de la congregación de las hermanas franciscanas de la provincia Latinoamericana (OSF). Haciendo labor de enfermera trabajo con las hermanas en el hospital Policlínica en Comayaguela, en este lugar conoció a muchas familias, empresarios y comenzó a platicar de sus sueños de crear hogares para niños huérfanos. Es en este lugar que encontró a un grupo de empresarios que le brindaron su apoyo y le confiaron los destinos de SAN. La asociación se denominó Sociedad Amigos de los Niños (S.A.N) Sor María Rosa, ha sido y sigue siendo un personaje con mucha influencia en la comunidad y ha iniciado y dirigido un gran número de programas de asistencia social para mejorar la calidad de vida de muchas familias y niños de toda Honduras. Son más de 40.000.00 niños (as) y jóvenes que han encontrado en ella una mano amiga que les ha mostrado el rostro amoroso de Dios dándoles oportunidades de ser mejores personas, hoy en día muchos de estos niños son ciudadanos productivos que integran familias saludables dentro y fuera de nuestro país, algunos de ellos cooperan en los proyectos de Sociedad Amigos de los Niños.

¿Cuál fue su motivación?

Como Sor María Rosa quedo huérfana desde temprana edad, experimento la experiencia del amor y cuidados personales propios del estado de orfandad. Esta triste experiencia la motivo a crear hogares con mejores condiciones de vida para los niños y sobre todo recibieran mucho amor. Los primeros niños que acogió se encontraban con sus padres recluidos, con sus padres en el centro penal de Tegucigalpa. Como mujer se ha identificado con los retos que enfrenta la mujer hondureña, ella ha organizado programas para madres solteras abandonadas con sus hijos e insiste en mantener la unidad familiar, es su gran amor a Dios lo que le mueve a tener compasión hacia todas las personas, sin importarle la nacionalidad, raza, religión o sexo.

 

Enlace a video en youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=7M7zJm_E9Io